BLOG

Artículos de interés
Alcoholismo y abuso del alcohol.
Prevención
Alcoholismo y abuso del alcohol.

El alcoholismo y el abuso del alcohol, son dos manifestaciones diferentes de problemas con bebidas alcohólicas. Cuando la persona muestra signos de adicción física y/o menta y continúa bebiendo, a pesar de la pérdida de responsabilidades sociales, tanto familiares como laborales, estamos frente a un caso de alcoholismo. En cambio, el abuso del alcohol es cuando beber desmedidamente genera problemas relacionales pero no hay síntomas de adicción física.

El alcoholismo y el abuso del alcohol, son dos manifestaciones diferentes de problemas con bebidas alcohólicas. Cuando la persona muestra signos de adicción física y/o menta y continúa bebiendo, a pesar de la pérdida de responsabilidades sociales, tanto familiares como laborales, estamos frente a un caso de alcoholismo. En cambio, el abuso del alcohol es cuando beber desmedidamente genera problemas relacionales pero no hay síntomas de adicción física.

No existe una causa precisa que induzca al abuso del alcohol o genere dependencia, alcoholismo. Las investigaciones sugieren que ciertos genes pueden incrementar el riesgo de adquirirlas, pero no se sabe precisamente cuáles son ni cómo funcionan.

La cantidad de ingesta de alcohol, puede influir en la probabilidad de volverse dependiente. Aquellas personas en riesgo de padecer alcoholismo o abuso de alcohol:

  • Hombres que tomen 15 o más tragos por semana.
  • Mujeres que tomen 12 o más tragos por semana.
  • Cualquier persona que tome cinco o más tragos por ocasión al menos una vez por semana.

Un trago se define como una botella de cerveza de 340 ml, un vaso de vino de 140 ml o 40 ml de licor.

Algunos factores de exposición que incrementan la posibilidad de poseer dependencia o alcoholismo.

  • Presión de pares que incitan al consumo excesivo.
  • Depresión, trastorno bipolar, trastornos de ansiedad o esquizofrenia.
  • Baja autoestima.
  • Problemas en las relaciones interpersonales.
  • Condición de vida estresante.
  • Cultura donde el consumo desmedido de alcohol es común y aceptado socialmente.

¿En qué consiste el Tratamiento?

El objetivo principal del tratamiento es suspender por completo el consumo de alcohol. Para lograrlo es necesario incorporar nuevos hábitos saludables y ordenar la conducta. Además del tratamiento medicamentoso, es fundamental el apoyo del entorno social y familiar para lograrlo.

El tratamiento apunta a ayudar a las personas con problemas de alcoholismo o abuso de alcohol, a que adviertan el daño que les hace la ingesta excesiva de bebidas alcohólicas a su vida y a las vidas de quienes las rodean y las consecuencias futuras que les generan ambas.

La abstinencia del alcohol que suele generarse, es más fácil de controlar en escenarios supervisados y con ayuda de medicación que alivia los síntomas de la misma. Realizando, como primera etapa, una internación se garantiza un manejo apropiado de la sintomatología y asegura la abstinencia.

Para obtener resultados positivos a largo plazo, es fundamental contar con asesoría psicológica o grupos de apoyo.

También es probable que se manifieste depresión u otros trastornos de ansiedad o del estado de ánimo una vez que se deja el alcohol y se deben tratar oportunamente.

En la actualidad, el abuso del consumo de alcohol está aumentando considerablemente. La ingesta a temprana edad de bebidas alcohólicas y la aceptación social del alto consumo son factores de riesgo a los cuales todos estamos expuestos.


Facebook



CLÍNICA LOS TILOS
Mathus Hoyos 4081, Bermejo - Guaymallén, Mendoza.
Tel: (0261) 451 2061 - 451 0000 - 451 1888
www.clinicalostilos.com | ® 2014 Todos los derechos reservados
¿Desea hacer una consulta online?
Ingrese AQUÍ
Diseño y desarrolloDiseniares - Diseño y Programación